Pasar al contenido principal

Se presentó Toluca. Las casas antiguas de mi ciudad obra integrada al FOEM

•       El libro de la autoría de Margarita García Luna incursiona en la historia de construcciones y la vida cotidiana de quienes las habitaron.
 
Toluca, México, 29 de enero de 2014.- Con la finalidad de difundir las nuevas publicaciones del Fondo Editorial Estado de México (FOEM), el Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE), presentó el libro “Toluca. Las casas antiguas de mi ciudad”, en su segunda edición, obra de la autoría de Margarita García Luna, directora del Museo Nishizawa.
 
La autora relató que la publicación, en cuya portada se encuentra el retrato de sus padres, incursiona en la historia de construcciones, en los usos y costumbres que se tuvieron en ellas a lo largo de su existencia y la vida cotidiana de quienes las habitaron, con la intención de que la sociedad conozca la historia de las casas toluqueñas rescatadas.
 
         “Elaborar este trabajo me llevó cerca de dieciocho años, ya que rescatar la historia de una casa es un proceso complejo en el que no sólo hay que recurrir a los documentos que se encuentran en los archivos históricos, bibliotecas y hemerotecas, sino que es preciso consultar los archivos privados de las familias y rescatar testimonios orales de los descendientes de los antiguos dueños”, relató García Luna.
 
En la Casa García Luna, lugar que se abrió nuevamente después de haber permanecido cerrada por varios años, la autora señaló que en la parte inicial del trabajo aborda el tema de las casas coloniales toluqueñas que aún se conservan como la Casa de la Tlaxpana o del Diezmo, la Casa del Moro y la que ocupa el Museo Taller Nishizawa, construcciones que fueron testigos del paso de nuestra historia desde la época virreinal, cuando Toluca tenía menos de 5,000 habitantes.
 
         También se incluyen en el texto la Casa de las Azucenas, el Portal del Risco, la Casa de las Diligencias, y otras que pertenecieron a la escritora Carmen Rosenzweig, a Jesús Barrera, la de la familia Sánchez Henkel, la de don Germán Roth;  las que pertenecieron a don Francisco Díaz Guzmán, al Notario Silviano García, a don Epigmenio Velázquez, al Dr. Everardo Molina Enríquez y otras muchas edificaciones más.
 
         La última parte del libro, está dedicado a las casas que fueron construidas en Toluca durante la década de 1910 a 1920, periodo en que se dio importancia a la imagen urbana de esta ciudad y en la que participaron destacados arquitectos e ingenieros como Vicente Suárez Ruano, Carlos Hall, Anselmo Camacho, Alfredo de Rosenzweig y Federico Hardy.
 
         Finalmente, la directora del Museo Nishizawa comentó que en la medida de que se conozca nuestra historia local, podremos valorar, respetar y trasmitir a las nuevas generaciones nuestro patrimonio tangible e intangible.
 
Por su parte, Alfonso Sánchez Arteche, Miembro Ex Oficio y comentarista del libro, expresó que las más de veinte casas estudiadas en esta obra no son, ni pretenden serlo, un catálogo, sino una galería, ampliamente ilustrada, de aquellas que reúnen dos condiciones: son representativas y han logrado ser documentadas.
 
La importancia de este trabajo, profundo y detallado para cada uno de los ejemplos que despliega, radica en haber sido emprendido en un momento crítico, cuando la fragilidad de los testimonios documentales y orales los ponía en riesgo de desaparición porque papeles, imágenes y recuerdos se van muchas veces con sus depositarios.
29/01/2014
Premium Drupal Themes by Adaptivethemes