Secretaría de Finanzas

Instituto Mexiquense de Cultura

Sumamente imaginativo, este libro relata aspectos de la historia, mitos, leyendas y tradiciones de Valle de Bravo, por la metafórica boca de un ahuehuete que nos cuenta sobre su vida milenaria, provocando así la conciencia del lector hacia la importancia de la naturaleza y de su debida conservación.

Las memorias de fray gregorio de la Concepción, Melero y Piña, fueron puestas en entredicho al celebrarse el primer siglo de nuestra independencia. Algunos críticos, no suficientemente informados, se rehusaron a dar crédito a lo narrado ppor este toluqueño, quien compartió la suerte del cura de Dolores al ser aprehendidos juntos en Acatita de Baján en 1811. Por esta razón, durante un siglo más los historiadores han tenido recelo en utilizar lo expuesto por el fraile carmelita. Ahora, con ocasión de la reciente celebración del bicentenario de la gesta insurgente, el autor del presente libro ha revisado dichas memorias tratando de investigar, minuciosamente, hasta qué punto son verídicas; para esto ha acudido a otros autores reconocidos y comparado lo que éstos han escrito con lo dicho por fray Gregorio a sus sobrinos. El resultado lo puede ver el propio lector al recorrer pacientemente el texto, siempre interesante, de este toluqueño insurgente, que no debemos olvidar al recordar la obra de don Miguel Hidalgo y Costilla, de quien fue compañero en la prisión.

Este proyecto busca promover y difundir la gran labor que los arqueólogos han llevado a cabo en el municipio de Metepec. María del Carmen Carbajal y Paz Granados, ambas licenciadas en arqueología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia, hacen un recuento de varios de los importantes hallazgos de las excavaciones realizadas en la Exhacienda de La Pilita. De esta manera, leeremos sobre la conformación geográfica del lugar, sobre su fauna pleistocena y sus primeros pobladores, para continuar con los teotihuacanos, matlatzincas y mexicas: una magnífica historia de un pueblo que ha sabido resguardar su espíritu a través del tiempo.

Con profundo entusiasmo, los personajes de Naturaleza muerta experimentan realidades que se sobreponen a lo cotidiano engarzando de manera sutil las situaciones de la vida con enigmático mundo individual que los hace poseedores de modelos de arte.

Esta publicación (edición facsimilar de la de 1972, preparada por Ernesto Lemoine) recupera la notable biografía de Nezahualcóyotl, el gran poeta texcocano, encomendada a José María Vigil hace más de un siglo; este gran investigador, a su vez, abrevó en las grandes crónicas que hubo en torno a la figura de este rey: las de Alva Ixtlilxóchitl, Motolinía, Torquemada y Francisco Hernández, entre otros, para legarnos un documento de gran valor histórico.

Este texto (que es en realidad parte de las Obras históricas de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl) es la más detallada biografía que se ha escrito de Nezahualcóyotl, preparada por Edmundo O’Gorman. El cronista novohispano nos acerca aquí al pensamiento y obra, a la existencia fecunda y extraordinaria de su ilustre antepasado, una de las figuras más notables del México prehispánico.

Poemario que discurre por cada resquicio de la oscuridad, que se abre paso tocando las paredes para encontrar al menos, una señal del día y su luz. Es también un viaje sin retorno, no lo hay cuando el destino es implacable y no existe salvación alguna.

Con un lenguaje crudo, reflejo de una realidad cruda, abstracta, llena de recovecos oscuros, de ambientes fragmentados, por los que circula el yo lírico como adivinando su camino, fluye este poemario dividido en dos partes: “Destrucciones” y “Nuevas destrucciones”, a lo largo de las cuales el poeta presenta una visión dolorosa del entorno en derrumbe. Poemas de carácter iracundo, aguerrido, en los que el lector se encuentra súbitamente inmerso en una realidad bizarra, temeraria; se trata de una poética densa, que requiere no dejar de fluir, no ser detenida incluso por signos de puntuación que limitarían la corriente de pensamientos y emociones manadas a borbotones como el agua. Para el autor la consigna es ir más allá del discurso poético convencional y dejar fuera los adjetivos inútiles; de ahí surge su labor poética particular.

Ojo por hoja es una guía para comprender los crucigramas que nos plantean los días, ya que el autor siempre le ha encantado tanto la fuerza de las palabras como su intrínsecos efectos. Su dote poética se caracteriza por recrear peligrosas astillas que encajan en el alma.

Alfonso Vírchez es un prestigiado mimo que ha llevado sus manifestaciones corporales y gestuales a numerosos países europeos. Ello le valió trabajar por breves temporadas junto a personalidades como Jerzy Grotowsky en Wroclaw, Polonia, y Jacques Lecoq, en París. Conoció asimismo a otras grandes figuras de la pantomima, como Jean-Louis Barrault y Marcel Marceau. Este cúmulo de conocimientos se ve retratado en el presente libro: un vistoso y recreativo panorama de lo que ha sido la pantomima a través de la historia, así como una generosa visión de las ideas y conceptos que sobre esta disciplina han presentado los especialistas.

Páginas