Pasar al contenido principal
Gobierno del Estado de México

Lectores niños y jóvenes

¿Has pensado cómo hizo el hombre primitivo para dejar de vivir en cuevas y, después, de qué manera los seres humanos transformamos esa primera habitación en chozas, casas o castillos para llegar a las cómodas construcciones en las que ahora habitamos? ¿También has pensado cómo se logró que las carretas, que en su momento usaron nuestros antepasados, se transformaran con el tiempo en coches tan veloces que nos permiten estar en horas en lugares a los que hace apenas 70 años se llegaba en días; o qué fue necesario hacer para que el hombre llegara a la luna en una nave espacial; o para que explorara los océanos en un submarino; cómo se habrá hecho para que, mediante un aparato, escuches la voz de alguien que está tan retirado de ti que no lo puedes ver?

En El tren de las revolucionarias viajan cinco mujeres iconos de la Revolución –la Adelita, la Rielera, la Valentina, Chona la Tequerra y la Coronela–, cuyas vidas han sido recreadas para niños desde una mirada contemporánea y gozosa por cinco escritores, quienes se asoman a las vidas de estas revolucionarias para oír de cerca sus pensamientos, su historia personal, y mostrarnos desde ahí, su entorno social marcado por el movimiento armado de 1910.

El espantapájaros (Por su traje raído asoman ramitas verdes, y lleva sobre su sombrero algunos pájaros) Entre las flores azules y las espigas doradas se posan en mí las luces de los pájaros. Sus alas cansadas de tanto cielo se pliegan sobre la paja. Se quedan sobre mi cuerpo porque mi centro de rama es un descanso en el tiempo, un árbol que ya no espanta. Soy como un retoño incierto que del suelo se levanta.

Adolfo Córdova (Veracruz, 1983) conoció la historia del poderoso Homshuk en Piedra Labrada, una comunidad en la sierra de Santa Marta, en Veracruz. Una noche, mientras dormía en ese sitio mágico, escuchó la voz de la bruja Tzitzime y se despertó de un salto. Sólo consiguió dormirse de nuevo cuando vio la sombra del Tío Tlacuache y oyó el chillido del Tío Murciélago, quienes habían llegado a protegerlo. Adolfo se dedica a inventar historias porque es escritor, pero también intenta contar historias verdaderas porque es periodista. Vive en Ciudad de México y viaja muy seguido tras la pista de nuevos personajes. Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, es maestro en libros y literatura infantil y juvenil por la Universidad Autónoma de Barcelona y ganó el Premio Bellas Artes de Cuento Infantil “Juan de la Cabada” con El dragón blanco y otros personajes olvidados (fce, 2016). Tiene publicada la novela Para la niña detrás del árbol (Pearson, 2015) y en http://linternasybosques.com puedes encontrar parte de su obra.

Al mediodía se encuentra una pequeña observando desde una loma el paisaje geográfico de su tierra: Villa de Allende, municipio del Estado de México, el cual presenta una zona baja de llanuras con pequeñas lomas y una zona montañosa; primero ve el Cerro del Zapatero; después recorre con la vista los cerros de Los Cántaros, El Piloncillo, La Calera, La Palma, y el de La Sabana.

¿Alguna vez te has preguntado cómo una persona se convierte en científico? 100cia para pequeños curiosos te muestra cómo con imaginación y curiosidad los grandes inventores descubrieron fenómenos sorprendentes que les permitieron crear la tecnología que hoy hace nuestra vida más fácil. En este libro, además de encontrar datos divertidos e interesantes,
recibirás una alegre invitación a convertirte en explorador de los misterios del universo y sumergirte en el mundo de la ciencia.
La pulga Casilda, aburrida de ver la misma película en el cine que es su hogar, decide salir de vacaciones mientras una raya plana y larga descubre todas sus posibilidades. Un punto se encuentra solo (y punto) en una hoja blanca mientas el león, monarca déspota y tirano, aprende la importancia de escuchar a los animales de su reino.
  Para el día y para la noche, para dormir y despertar, los cuentos de Margarita Robleda sorprenden por su capacidad para hacernos sonreír.
Este libro, como muchos otros, contiene palabras que fueron escritas, primero, en una libreta para luego copiarse y que las leyeran otras personas. En este diario, escrito por la detective Verdina Agustina, encontrarás palabras que dan alergia, piratas que están en el hombro de un perico, una niña con nombre de ave, luciérnagas colgando de los árboles, imágenes que, gracias a ti, se convierten en cosas inimaginables.
  Seguramente Verdina Agustina no escribió esto para que tú lo leyeras, pero le gustará saber que lo haces y, al terminar el libro, si te dan ganas, empieces a narrar tus aventuras en tu propio diario.
¿Hay alguna razón para que los niños con gafas sufran o no sean felices? No, ninguna. ¿Eres un niño o una niña que usa lentes? ¿Te imaginas lo que significa tener un libro escrito pensando en ti? No sólo con una dedicatoria, sino con poemas inspirados en tu caso y en el de todos los niños como tú. ¿Qué se siente ser protagonista de un libro? Vívelo, descúbrelo en esta obra.
 
El escritor cubano Alexis Díaz-Pimienta estaba en la ciudad de México firmando ejemplares de su libro Chamaquili en Almería cuando una misteriosa mujer le pidió que le dedicara un ejemplar a todos los niños que usan lentes para alegrarles el día (siendo ella oculista infantil, coleccionaba libros autografiados por sus autores para que los vieran los niños que ella atendía mientras estaban en consulta).
 
Del mismo modo que estos poemas te ayudarán a ser feliz, tal vez tú puedas ayudar al autor a encontrar a la misteriosa mujer que motivó la escritura de este libro. Como usas gafas y lo ves todo bien, tal vez tú puedas resolver el misterio.

Páginas

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes