Secretaría de Finanzas

Letras

Manda fuego es una invocación a la divinidad y, en el relato que da título a este libro, también una broma cósmica, a la vez hilarante y terrible, como la vida. Igual que esa narración, la obra entera de Alberto Chimal —que se ha centrado en la novela y sobre todo en el cuento— ha tratado el encuentro de lo ordinario con lo extraordinario y del ser humano con los límites de su propia existencia. Esta antología de su obra breve pasa por lo fantástico, en la forma peculiar que el escritor le da y que él mismo llama “literatura de imaginación”, y llega hasta el realismo e, incluso, a la autoficción.

Jesús Bartolo no juega a la política literaria. Escribe desde la soledad, desde sí mismo. Su obra es su alma. Recorrer el camino de sus libros es una oportunidad para que los lectores encuentren una voz o el eco de algo muy importante que olvidaron.

Poemas juntos y revueltos constituye la selección, sin ortodoxia, de piezas que representan una larga trayectoria poética, un camino de estilos y formas, un bagaje de alocadas figuras retóricas, trastocada sintaxis y, sobre todo, la gana estilística del autor. En ellas, la libertad del lenguaje y del pensamiento se manifiesta sin tapujos y muestra a un sujeto lírico ensimismado en el verdadero uso y reinvención de la palabra. Esta antología personal es testimonio de una época, la voz de las generaciones de los años sesenta y setenta en boca de un arriesgado poeta hippie.
Raíz de la memoria revela tres pilares fundamentales de la obra de Silvia Pratt: el tránsito por los laberintos del tiempo, la compleja relación con la divinidad y el peregrinaje por el universo mítico. Este volumen alberga algunos poemas de Espiral irrepetible, en los que la existencia es un péndulo que roza indistintamente tanto los orígenes como la muerte; también incluye Caldero ciego, poema extenso que es un canto circular, dialogo con Dios que por instantes se vuelve monólogo sin eco; y, finalmente, contiene Isla de luz, poema de largo aliento en el que la autora se interna en las entrañas de los mitos clásicos y, de acuerdo con su cosmovisión, los resignifica. Raíz de la memoria nos conecta con un mundo otro, con la tradición, con lo sagrado.

Por la manera de sentir el mundo, la gente se reúne. Lo que se observa en la pupila es un grito a punto de ­estallar, que se resguarda en la intimidad de los ba­sureros, en la desesperación por traspasar fronteras, en la maldad que las caricaturas dan consuelo, en la piel que se va desprendiendo de un cuerpo necesitado de afecto, en la risa que proporciona el dolor o en el teatro de los arcángeles enfermos. Si aún se puede romper en gritos, habrá salvación. 

Sin tiempo reúne dos novelas de Bertha Balestra, El pez de alabastro y Donde la niebla se extiende; la primera, publicada en el 2000 por el IMC, es un acercamiento a la historia de Judea en el lejano tiempo del esplendor romano. La segunda, que alcanza con ésta su quinta edición, constituye una ficción alrededor de la microhistoria de su tierra adoptiva: Metepec. Ambas plantean al lector la posibilidad de retar y romper las barreras del tiempo a través de la palabra escrita y la necesidad de hurgar en la historia para entender el presente. Todo ello se recrea a través de personajes entrañables, de descripciones poéticas, pues Balestra no olvida nunca que la literatura es, ante todo, la búsqueda de la belleza del lenguaje.

Ésta es la primera antología poética de Eduardo Cerecedo, cuyo eje temático es la defensa de la naturaleza. El mar, la montaña, el cielo, la tierra, la selva son las preocupaciones que han quedado resguardada en estas páginas para concienciar al ser humano respecto a su entorno. En Trópicos I. Antología personal, el lector encontrará el asidero para echar un vistazo y decidir su andar hacia la vida. Ríos de palabras, arroyos de sonidos, lagos y esteros en imágenes hacen de este volumen una selva de agua, un continente de aire donde la primavera y el verano se dan cita para hacer su residencia.

Un 12 de octubre, Día de la Raza, nació mi padre, y mi nieta Ximena un Día del Niño; entre uno y otro acontecimiento alguien salió de la cárcel, violaron a la loquita del mercado, las posadas navideñas fueron pretexto, una mujer agonizaba, la marrana del Charro murió electrocutada, un amante desolado caminó y caminó, las cervezas explotaron, una pareja viajó en el metro, dos adolescentes se masturbaron, un fiel marido llevó la tanga de su segundo frente en el bolsillo, un pornochat tuvo lugar en la web y el diablo correspondió a la petición de un recluso… De estos y otros hechos trata Ya somos muchos en este zoológico, relatos que se hicieron realidad al escribirlos y fueron ficción cuando sucedieron.

Páginas