Secretaría de Finanzas

Letras

SUMMA DE DÍAS reconoce y celebra la trayectoria de autores nacidos o radicados en el Estado de México, a través de antologías personales cuya versión impresa se complementa con el testimonio de la voz viva, de tal modo que los lectores puedan acercarse, además, a los ritmos y registros vocales de cada uno de estos autores representativos de la actual literatura mexiquense.

¡Ah, mundo!, me nombraron Lluvia por ser ésta el mayor regalo de los dioses a la tierra y a sus hijos. Sobre todo por aquellos lugares míos en que el aire sopla melodías calientes y cae poca agua del cielo. Salí cerrera y fuerte, como la ribera del lago de aguas con sabor amargo y brotes de espesura negra. El mismo por donde pasó un gran viajero, cuyas memorias leen los Heredia, y nuestros palafitos lo inspiraron para llamar a la región pequeña Venecia. Cerrera como el café sin endulzar, y fuerte como los esclavos a quienes la existencia no les pertenece.

Y se hinchaba mi vientre. Una almeja por rotundo. Duro y suave al mismo tiempo. No recuerdo cuáles con el primer marido, recuerdo los que vinieron con el segundo, el bienamado. Tanto hijo se volvió una fábula. Dijeron que había terminado por parir cincuenta. Uno tras otro sin marearme ni perderme en ninguno de ellos. Cierta bonhomía me inundaba a causa de la panza con cada gestación. Yo amé al primero y al último, de los otros me olvidaba de a ratos y de a ratos los quería, pero sin furor. El furor me llegaba al pensar que el primogénito pudiera ser presa de las guerras de este mundo o que el más pequeño no consintiera en el amor con que lo acuciaba.

Alejandro Román Bahena obtuvo el premio único de dramaturgia en el Certamen Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz”, convocado por el Gobierno del Estado de México, a través del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal, en 2015. El jurado estuvo integrado por Verónica Musalem, Antonio Algarra y Gabriela Ynclán.

No todas las cosas recorre siete lustros de un sólido trabajo poético que ha explorado distintas tradiciones con rigor formal y elocuencia expresiva. Los textos que componen esta edición ofrecen una lectura retrospectiva de la obra de quien encuentra en el verso el vehículo para pensar el mundo; la palabra poética significada por su belleza y por sus ideas. En esta selección, se aprecia la madurez poética y una sazón alcanzada mediante el oficio. El lector encontrará en ella al joven poeta; al poeta que en el medio del camino reflexiona con hondura y honestidad; al poeta sereno que goza el arte de sus versos y hace de la memoria materia poética, y al poeta que reúne con lealtad la convocación de la poesía.No todas las cosas.

En el primer año del siglo xx, en 1901, la vida en México se deslizaba suave, apaciblemente. Las familias acaudaladas y las que gozaban de una vida digna, una brevísima minoría, paseaban los domingos por los senderos del bosque de Chapultepec y recorrían el Paseo de la Reforma a caballo, y hacían sus tertulias y comían en los cafés y restaurantes de verdadero lujo, imitando el estilo de vida de París. Era el reino de la tranquilidad de unos pocos y nada parecía amenazar ese orden ni en México ni en el mundo. En China se perpetuaba el emperador y en Rusia el zar reinaba por la gracia de Dios.

Mónica Bernabé obtuvo mención honorífica de ensayo en el Certamen Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz”, convocado por el Gobierno del Estado de México, a través del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal, en 2016. El jurado estuvo integrado por Luis Chumacero, Héctor Orestes Aguilar y Gerardo Ochoa Sandy.

El análisis cinematográfico consiste en el reconocimiento de cada uno de los componentes que permiten distinguir un producto cinematográfico de cualquier otro; en otras palabras, es resultado de utilizar un conjunto de herramientas conceptuales que permiten reconocer qué es lo específico de una película. Todo análisis consiste en desmontar el objeto de estudio en sus componentes específicos. La investigación de éstos en el cine de ficción debe reconocer necesariamente cinco elementos característicos: la imagen, el sonido, la edición, la puesta en escena y la narración. De su estudio se derivan interpretaciones de naturaleza genérica, estilística, intertextual e ideológica.

Páginas